¡Olga, viva Olga!

Olga Tañón, un cañón en el argot de los cubanos. Abrió el concierto con laringitis y puso esa plaza de cabeza. Para mí fue algo raro. ¿Quién es Olga Tañón? Pues todo. Organizó aquello con frases como si se siguen empujando paramos esto y no se sigue.! Ayyyyy ¡Dame mi otro sombrero ahí que tengo un calor! El suyo se lo había dado a un cubano cerquita de ella, pegadito a la tarima. Oigan, aquí hay mujeres y niños, así es que mis amores, les pido que no se empujen. Y y no dejaba de cantar y bailar. Todo un tren. Habló de cambio. Le pasó un recado a alguien, no sé si se llamaba Niurka. Parecía que iba a decirle algo especial desde aquella plaza. Bailó como nadie. Tan auténticamente puertorriqueña y cubana. Bendijo a sus padres. Bendijo al pueblo de Cuba. Fue la que abrió y para mí la que cerró junto a Los Van Van, claro. Con la boca pintada de rojo y todo ese blanco y su cuerpo fuerte y entrenado de Divísima latina y de belleza con cierta chusmería muy de los dos lados. Se emocionó tanto con su flor roja en su pelo, que no tengo palabras. Ya comprendí por qué me gusta.

Pero lo más hermoso no fueron las bendiciones a los cubanos. Se la vio en al final hacer la señal de la cruz con su flor y labios rojos. No sé si realmente habrá un antes y un después de este concierto "Paz sin fronteras". Para mí habrá un antes y un después de Olga Tañón. Caaaaaaaaballerosssssssssssss. Qué mujer.

De todas maneras ella es mi elegida hoy para parafrasear a Silvio.

Supo la historia de un golpe,
sintió en su cabeza cristales molidos
y comprendió que la guerra era la paz del futuro.
lo más hermoso se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida,
la última vez la vi irse entre humo y metralla
contenta y desnuda.
Iba matando canallas
con su tañón de futuro.


No comments: